Algunas ventajas de los préstamos Vivus

Si bien todos esperamos poder cumplir con nuestras obligaciones crediticias, es normal preguntarnos que pasaría en el caso de tener inconvenientes. Como los imprevistos son parte de la vida, hemos elegido un portal de créditos que contempla de manera inteligente y lógica como afrontar estas situaciones con sus clientes.

Pide una prórroga

Así es, en el caso de los préstamos con Vivus, puedes pedir una prórroga en tu plazo, de esta manera el vencimiento de tu cuota se extiende. De forma responsable y bajo aviso a la compañía, puedes obtener una extensión en el vencimiento de 7, 14 y 30 días. Según los diversos factores dependerá el tiempo de prórroga.

Por supuesto, si no solicitas esta prórroga, los intereses correrán en un valor que equivale a un 1,5% diario sobre el valor de la deuda. Si no quieres afrontar esta penalización, sólo debes avisar a la entidad financiera y abonar la prórroga correspondiente.

¿Cuánto debes abonar por una prórroga?

Muy bien, ahora que has pedido que te extiendan el vencimiento de tu cuota, deberás abonar ese beneficio para que sea efectiva. Claro está que ese valor se verá modificado según el monto del préstamo y las semanas que soliciten.

En los casos de préstamos entre los mil y los dos mil pesos, la prórroga te costará 95, 189 y 406 pesos según pidas 7, 14 o 30 días sucesivamente.